El masaje tailandés, el mejor aliado de los esquís

Cuando faltan solo unos días para abrir pistas, ya somos muchos los que comenzamos a soñar en la nieve. Examinamos los esquís, las botas, las lentes, el chubasquero, y consultamos la previsión meteorológica. Y ya estamos a punto?

tailandesNo es suficiente con poner ganas. Esquiar es una actividad exigente, que precisa de una buena preparación física. Precisamos una musculatura fuerte, que aguante bien las tensiones a lo largo del descenso, mas asimismo cierta flexibilidad y buena movilidad articular para eludir lesionarnos. El adiestramiento ha de ser completísimo.

Además de efectuar tablas de ejercicios (activos y isométricos) y actividad cardiovascular (salir a correr, por poner un ejemplo), el masaje tailandés nos aportará todas y cada una de las condiciones precisas para hacer una buena temporada. Sí, sí, el tailandés.

Con el masaje tailandés, se logra acrecentar el grado de flexibilidad y fuerza muscular, al paso que ayuda a sostener las articulaciones en buen estado. De esta manera, el peligro de padecer una lesión esquiando reducirá significativamente, además de usar las manos también se puede utilizar cualquier otro tipo de masajeador para ayudarse.

esquisPor otro lado, tratándose de una terapia de origen oriental, que trabaja los canales energéticos del organismo, se transforma en un procedimiento infalible de relajación a todos niveles (físico, mental y sensible) y una enorme herramienta de conexión entre el cuerpo y la psique, que nos va a ser realmente útil cuando estemos a pistas, tanto para concentrarnos en donde estamos y qué hacemos, para tomar conciencia del propio cuerpo (grado de cansancio, molestias, etc).

Y por si acaso todo esto fuera poco, el masaje tailandés pone énfasis en conseguir un buen funcionamiento del sistema inmunológico (prevención y autocuración), ideal para prevenir posibles constipados!

Mi propuesta es alternar sesiones de masaje tailandés con sesiones de masaje deportivo, durante toda la época, para lograr un desempeño perfecto, disminuir al mínimo el peligro de lesiones y gozar de la nieve con mayúsculas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *